Buscar
  • vidadiv

Space toy story

El pasado 30 de enero el telescopio espacial Spitzer fue desactivado. Después de rebasar las expectativas de la misión le fueron enviadas las últimas instrucciones para que corrientes eléctricas dejaran de circular entre sus circuitos. Ahora flota en el espacio en una órbita alrededor del Sol que lo aleja de la Tierra. Al cortar las transmisiones con Spitzer, aquellos que trabajaron con este telescopio se despedían de él como quien se despide de alguien que difícilmente volverán a ver.


La ilustración en el tuit hacer muy evidente el nombre de ese fenómeno en el cual le atribuimos aspectos humanos a cosas: el antropomorfismo.


Todos, en mayor o menor medida, hemos antropomorfizado desde temprana edad. Ya sea con juguetes o con objetos que tengamos al alcance, creamos historias e interacciones entre estos objetos, asignándoles personalidades y diálogos. Es parte de nuestra naturaleza y es una de las herramientas que tiene nuestra mente para entender e interactuar con el mundo a su alrededor.


Quienes han sacado mucho provecho del antropomorfismo son los estudios Pixar. Desde su logo mismo, con la lampara de escritorio saltando, han explotado nuestra rápida tendencia a creer en que esos objetos inanimados pueden tener vida. La serie de películas de Toy Story son el ejemplo más claro de ello, y sin tener que alterar mucho la realidad. Todos los niños crear lazos afectivos con sus juguetes y les asignan personalidades. Pixar solo exploró en la posibilidad de que esos juguetes realmente tuvieran vida.


Así como las relaciones humanas, el vinculo con un objeto se vuelve más intenso entre más interactuamos con él. Y aún más si esa interacción es fructífera. Muchos astrónomos para poder analizar las imágenes obtenidas por Spitzer tuvieron que conocer de cerca su funcionamiento: cómo es que adquiría las imágenes, en que formato las transmitía a Tierra, cómo se almacenaban y como interpretarlas. Spitzer fue un telescopio que observaba el universo en el infrarrojo, es decir, en un tipo de luz más allá del rojo, fuera del rango de luz que podemos ver con nuestros ojos. Es un tipo de luz que emiten objetos que han recibido calor de otra fuente (principalmente luz de estrellas) o que alguna vez fueron brillantes pero ahora se están enfriando (como estrellas que han agotado su combustible). Así, Spitzer ha visto estructuras dentro de galaxias que no habían sido vistas antes. También, ha sido capaz de descubrir nuevos planetas e incluso estudiar la atmósfera de alguno de ellos. Spitzer fue como aquellos juguetes a los que sometíamos a condiciones para los cuales no habían sido diseñados y aún así funcionaban, dándonos novedosas formas de divertirnos.

Imagen en infrarrojo de la galaxia "molinillo", tomada por Spitzer.

El apagado de Spitzer en estas fechas ya estaba programado con semanas de antelación. Había cumplido su misión exitosamente. Pero de nuevo, así como con las personas, una despedida resulta más dolorosa cuando es inesperada.


El vehículo de exploración robótico Opportunity salió de la Tierra el 7 de julio del 2003. Después de un viaje de casi un año llegó en la superficie de Marte. Opportunity había sido diseñado para operar por lo menos 90 soles (un sol es un día marciano que dura 40 minutos más que el día terrestre). Nadie se iba a imaginar que después de 5000 soles Opportunity seguiría recorriendo Marte. Oppy, como también se le conocía, ya era como un viejo conocido para aquellos que seguían las misiones planetarias de la NASA.

En junio del 2018, Marte entró en su temporada de tormentas de polvo. Estas tormentas puede ser tan grandes que envuelven al planeta entero. La atmósfera de Marte es muy tenue y era poco probable que Oppy sufriera algún daño físico al estar expuesto a estas tormentas. El único inconveniente es que la luz solar que alcanza la superficie se ve drásticamente reducida. El 10 de Junio de 2018 Oppy mandó una serie de datos al control de misión que se tradujo como "Mi batería esta baja y se está poniendo oscuro". Control de misión decidió poner a Oppy en estado de hibernación y esperar que pasaran las tormentas. En octubre del 2018, los satélites orbitando Marte mostraban que las tormentas habían cesado por lo que control de misión intentó ponerse en contacto con Oppy. No hubo respuesta. Control de misión asumió que las tormentas había depositado polvo en los paneles solares de Oppy impidiendo que pudiera recargar sus baterías. Los satélites indicaban que había viendo corriendo por la región donde estaba Oppy, por lo que control de misión mantuvo la esperanza de que este viento pudiera remover el polvo de los paneles. Siguieron mandando mensajes sin tener respuesta, hasta que el 13 de Febrero, abandonando toda esperanza, decidieron dar por terminada la misión. La noticia, para muchos, fue sumamente triste.





Tal ves la situación de Oppy nos hizo recordar una película que había sido estrenada en 2008, de nuevo por Pixar: WALL-E. Igual que Oppy, dependía del sol para recargar sus baterías. También recorría un planeta deshabitado cumpliendo su programación original. Y también tenía que soportar tormentas de polvo.


Oppy hoy en día continua sobre la superficie de Marte, en silencio y expuesto a los elementos. Tal vez un día, cuando los seres humanos alcancen Marte, pueda ser recuperado.


Una misión espacial con la que tengo mi propia experiencia de antropomorfismo es el telescopio espacial Hubble. De niño recuerdo haber visto ilustraciones de lo que sería este telescopio que estaría en órbita alrededor de la Tierra. Recuerdo la emoción que hubo en 1990 cuando el transbordador espacial Discovery lo puso en órbita. Recuerdo la decepción que hubo cuando se dieron cuenta que un pequeñísimo defecto en su espejo principal producía imágenes borrosas. Recuerdo las imágenes del transbordador Endeavour llevando a los astronautas que arreglarían el Hubble: le pondrían "anteojos" es lo que se decía. Cuando finalmente tuve acceso a internet, una de las primeras cosas que busqué y bajé fueron las impresionantes imágenes que Hubble estaba capturando del Universo. El telescopio Hubble fue una de las razones que me motivaron a estudiar física.


Hoy en día el telescopio sigue operando y en órbita alrededor de la Tierra, sin embargo, con los transbordadores fuera de operación, la NASA ya no tiene planes para darle mantenimiento. El telescopio espacial Hubble seguirá capturando imágenes del Universo hasta que el decaimiento natural de alguno de sus componentes lo lleve a tener un error catastrófico que lo vuelva inoperable. El día que eso pase, con toda seguridad, será un día triste y de nuevo las redes sociales se inundarán de mensajes de despedida.


Sentir algo por cosas que no sienten podría parecer un desperdicio de tiempo y energía. Pero no lo podemos evitar, es un resultado inesperado de nuestra evolución, es parte de ese proceso con el que intentamos comprender y conectarnos al mundo que nos rodea. De niños antropomorfizamos con nuestros juguetes, con un palito, con una piedra, con un muñeco que hicimos de plastilina, con un dibujo que hicimos. Es una manera en que entrenamos nuestros sentimientos. De adultos seguimos esa tendencia, solo que en vez de juguetes es un coche, una bicicleta, una computadora... o una misión espacial explorando el Sistema Solar y el Universo desde lugares en los que los seres humanos todavía no podemos ir.

19 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Descuido

Diálogos con el vacuonavegante II

- ¿Y entonces cómo nos encontraste? ¿Te topaste con alguna de las Voyager? - ¿Qué son las Voyager? - Unas sondas espaciales que se lanzaron en los 70s para visitar los planetas exteriores. Me acuerdo

Diálogos con el vacuonavegante I

- Este es tu planeta. - Lo sé. De hecho de vez en cuando me gusta ver imágenes de satélites de la Tierra. - Ahora lo estas viendo en tiempo real. - Primera vez que lo veo en un sueño. De hecho ¡tenía