Buscar
  • vidadiv

Nuestro destino dictado por las estrellas

Actualizado: ago 8

La tesis central de la astrología es que nuestras vidas están influenciadas por eventos en el firmamento, ya sea una conjunción de planetas, la aparición de un cometa, de una estrella nueva o de la posición del Sol con respecto a las estrellas bajo las cuales nacimos. Por supuesto, no hay ninguna evidencia de que esto suceda... a nivel personal. Sin embargo, la vida en el planeta, si ha estado influenciada por eventos celestiales. Un ejemplo muy claro de esto es el Sol. Sin el calor y la luz del Sol la vida, y nosotros con ella, no existiríamos. Me podría extender en todo este post sobre como es que dependemos del Sol, pero quiero ir un poco más lejos y con lejos me refiero a la distancia propiamente ¿Están nuestras vidas influenciadas por eventos que pasan más allá del Sistema Solar? De nuevo, a nivel personal, y durante el tiempo que nos toca vivir, muy probablemente no. Pero, si consideramos que nuestra propia existencia (como especie) le ha tomado a la evolución 3 mil 500 millones de años (aproximadamente), en ese tiempo muchas cosas pueden pasar.


El evento más famoso en el cual un objeto celeste ha perturbado seriamente la vida en la Tierra es cuando se extinguieron los dinosaurios. Hace unos 66 millones de años un asteroide de apenas unas decenas de kilómetros de diámetro chocó en lo que hoy es la Península de Yucatán. Esto provocó grandes incendios y una contaminación tan grande de nuestra atmósfera que lo que no se murió quemado, murió congelado, ya que los rayos del Sol difícilmente alcanzaban la superficie de la Tierra. Este cambio tan profundo en el planeta abrió camino a que los mamíferos empezaran a prosperar en la Tierra, aumentando en tamaño, diversidad y capacidades.


Un paso crucial para la aparición de los homínidos (nuestros antepasados) es cuando descendieron de los árboles y empezaron a caminar en dos patas. Esto liberó las patas posteriores para realizar más tareas y evolucionaran en lo que ahora son nuestras manos, desarrollando al mismo tiempo la inteligencia. Se sabe que esto pasó porque la zonas boscosas que habitaban los antepasados de los homínidos se convirtieron en sabanas. Hay evidencia geológica que indica que hubo un aumento en incendios forestales hace unos 7 millones de años lo que explicaría el cambio en la vegetación, pero no se sabe con certeza qué provocó ese aumento.


Sin la presencia de humanos, la principal causa de incendios forestales son los rayos. Los rayos se producen cuando corrientes de aire dentro de las nubes producen fricción entre pequeños cristales de hielo generando que haya transferencia de carga eléctrica entre zonas opuestas de la nube. Esto hace que la nube se cargue eléctricamente como una batería, donde un lado está la carga eléctrica positiva y en el otro la carga negativa. Para que se produzca el rayo la electricidad tiene que encontrar un "camino" entre las regiones con carga positiva y las que tienen carga negativa. Una de las formas en las que se produce este camino es cuando radiación que viene del espacio separa los electrones de los átomos en el aire, un fenómeno llamado ionización.

La Tierra continuamente esta siendo bombardeada por radiación a la que llamamos rayos cósmicos. Esta radiación está formada principalmente por protones (núcleos de hidrógeno) y en mucho menor proporción núcleos atómicos mas pesados y rayos gamma. Cuando un rayo cósmico penetra la atmósfera tiene tanta energía que al chocar con un átomo de oxígeno o nitrógeno (componentes del aire) produce una reacción en cadena en la que se generar muchas partículas llamadas muones, las cuales tienen exactamente la misma carga que el electrón pero son mucho más pesadas. Estas partículas pueden chocar con los electrones de los átomos en el aire y ionizarlos. Estos átomos ionizados son los que pueden iniciar el camino por donde se desarrolla un rayo. Un detalle importante es que los rayos se generan cerca de la superficie terrestre por lo que la atmósfera tiene que ser ionizada en esa región y sólo los rayos cósmicos con mayor energía pueden hacerlo. Aunque la mayoría de los rayos cósmicos que llegan a la Tierra provienen del Sol, los más energéticos viene fuera del Sistema Solar. Entonces, un aumento en el flujo de rayos cósmicos extrasolares haría que hubiera más ionización en la atmósfera y por lo tanto más posibilidades de descargas eléctricas que a su vez podrían causar más incendios. Pero ¿que podría causar ese aumento de flujo de rayos cósmicos?


Los rayos cósmicos que vienen fuera del Sistema Solar, en su mayoría, son producidos por estrellas llegan a su fin en forma de supernovas. Para que se produzca una supernova la estrella progenitora tiene que tener varias veces la masa del Sol (nuestra estrella cuando muera no va a producir una supernova). En este post tampoco quiero entrar en detalle como es que se produce una supernova (un evento fascinante) pero lo importante a notar es que la explosión expulsa material con tanta energía que los restos de la explosión siguen produciendo rayos cósmicos aún miles de años después de la explosión.

Nebulosa del Cangrejo. Son los restos de una supernova que estalló en el año 1054.

Los investigadores Adrian M. Melott y Brian C. Thomas de la Universidad de Kansas y la Universidad Washburn, respectivamente, indagaron en esta idea sobre la influencia de los rayos cósmicos con la producción de rayos en nuestra atmósfera. Encontraron que en efecto, al aumentar el flujo de rayos cósmicos aumenta la ionización de la atmósfera y por lo tanto la producción de rayos. Este aumento en el flujo de rayos cósmicos se podría justificar con la aparición de una supernova relativamente cercana. Las supernovas son eventos que suceden en nuestra galaxia una o dos veces por siglo y para que una de estas estalle en las cercanías del Sistema Solar podría pasar muchísimo tiempo. Pero como mencioné antes, la historia de la vida en la Tierra comenzó hace 3 500 millones de años, tiempo suficiente para que suceda más de uno de estos eventos. Y aquí es donde viene la conexión del cielo y la Tierra: una supernova pudo haber producido un aumento en el flujo de rayos cósmicos en la Tierra de manera que aumentaron la descarga de rayos sobre las zonas boscosas que hizo que aumentaran los incendios forestales cambiando la vegetación hacia sabanas, obligando a especies que se movían entre copas de árboles a bajar y caminar en dos patas. Este aumento tuvo que haber sido sutil, ya que un cambio muy drástico no hubiera permitido a la evolución mantener el paso.


La evolución es un proceso sumamente complejo y entre más se sabe de la historia geológica de la Tierra se descubren más factores que pudieron haber influido en la evolución de las especies. Es precisamente por esto que el calentamiento global es un proceso tan peligroso. Con tantos factores no hay manera de predecir con exactitud como estos cambios van a influir en la vida en la Tierra y consecuentemente a que condiciones nos vamos a tener que enfrentar. Lo que si es bien sabido de la historia de la Tierra es que cambios drásticos traen consigo extinciones masivas. Nuestro destino pudo haber estado influenciado (en parte) por las estrellas, pero hoy en día pareciera estar más condenado por nuestra necedad.


73 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Descuido

Diálogos con el vacuonavegante II

- ¿Y entonces cómo nos encontraste? ¿Te topaste con alguna de las Voyager? - ¿Qué son las Voyager? - Unas sondas espaciales que se lanzaron en los 70s para visitar los planetas exteriores. Me acuerdo

Diálogos con el vacuonavegante I

- Este es tu planeta. - Lo sé. De hecho de vez en cuando me gusta ver imágenes de satélites de la Tierra. - Ahora lo estas viendo en tiempo real. - Primera vez que lo veo en un sueño. De hecho ¡tenía