Buscar
  • vidadiv

Don't Look Up


Nada en la naturaleza tiene una certeza de 100%, o por lo menos no la tiene desde el punto de vista científico. Con punto de vista científico me refiero a la información que alguien genera y que, además de tener lógica matemática y ser demostrable experimentalmente, tiene que estar sujeta a la revisión por pares, es decir, que otros científicos tienen que revisar el trabajo y dar sus críticas para dar más confianza de que esa información es correcta. Así, por ejemplo, en la vida diaria uno puede decir que es 100% seguro que mañana volverá a salir el Sol, pero "científicamente hablando", se diría que la probabilidad es sumamente alta, pero no 100% porque también existe la posibilidad, aunque extremadamente baja, de que haya un fenómeno que evite que el Sol siga brillando mañana, o que la rotación de la Tierra se vea modificada o que algo se atreviese entre la Tierra y el Sol y no tengamos un nuevo día.


En la película "Don't Look Up" (Adam McKay, 2021) sacan a relucir este tema cuando hablan de la probabilidad de que un cometa se impacte contra la Tierra. En sus cálculos obtienen una probabilidad de 99.78%. En cualquier situación cotidiana ese número sería suficiente para considerarlo como una certeza. Si a alguien le dijeran que hay una posibilidad de 99.78% de que su coche explotará al intentar encenderlo, ni siquiera se acercaría al coche. Pero en "Don't Loop Up", que es una sátira de como actualmente estamos manejando el calentamiento global, al ver que la posibilidad no es 100%, entonces lo toman como algo que no necesita una reacción urgente. En el caso del calentamiento global, como precisamente los análisis y predicciones no tienen una certeza del 100%, de ahí se han agarrado los que ven afectados sus intereses para afirmar de que "no hay consenso" o de que "faltan más estudios". En los reportes que hace la ONU sobre el calentamiento global, ya omiten dar cifras y mejor dicen las cosas como "altamente probable" o "muy probable".


Otro crítica que hace "Don't Loop Up" y con la cual estoy de acuerdo, es el problema al que se enfrentan los científicos cuando quieren comunicar sus estudios a un público mas amplio. Hay muchos que tienen buena capacidad para hablar al público, pero hay muchos otros, si no es que la mayoría, a los cuales se les complica, como al personaje interpretado por Leonardo DiCaprio. Adam McKay, en su guión, nos está pidiendo de que tenemos que ser mejores para comunicar la ciencia, sobre todo en temas que puedan ser fácilmente manipulados políticamente. Además del calentamiento global, esto lo hemos visto muy claramente a lo largo de la pandemia. El Dr. Hugo López-Gatell fue muy bueno en comunicar la información científica con respecto al virus SAR-CoV-2 y la enfermedad covid, sobre todo porque al ser un fenómeno nuevo, la información iba cambiando con el tiempo y tenía que irse actualizando. Lo malo es que también accedió a dar su opinión en temas políticos y estos siempre se interpretan al gusto del oyente y eso abrió la puerta a que la información que dio con respaldo científico, también se empezara a interpretar políticamente.


En "Don't Loop Up", la amenaza a la vida en la Tierra esta en un fenómeno muy puntual y concreto: un cometa. Aún así, no fue si no hasta que la gente lo vio con sus propios ojos que se terminaron de convencer de que la amenaza era real. Esto retrata muy bien como los humanos interpretamos y reaccionamos al peligro pero dando solo como información abstracta. Volviendo al tema de las cifras, no es lo mismo decir que una operación tienen 90% probabilidad de éxito a decir que 1 de cada 10 pacientes se muere, a pesar de que la información es exactamente la misma. Lo mismo a sucedido a lo largo de la pandemia. Desde un inicio se empezó a manejar de que el virus tenía una tasa de mortalidad de 2% y muchos lo tomaron como que era algo bajo y no había razón de alarma, sobre todo por las afectaciones económicas. Pero si nos dijeran que hay una bacteria que hace que de cada 100 personas que consume tomate, 2 se mueran, rápidamente se prohibiría la venta total del tomates. En el caso del cambio climático, además de las interpretaciones que se le pueden dar a las cifras, es más difícil darse cuenta del peligro porque no lo vemos: es un concepto abstracto. Algo que nos dió una ventaja evolutiva sobre todas las demás especies, es la capacidad de abstracción y la utilizamos todos los días. Cuando alguien nos habla de un perro no pensamos en un perro en específico si no en el concepto de perro: eso es abstracción. Sin embargo, entendemos lo que es un perro porque los hemos visto. Incluso aquellos que lidian constantemente con conceptos abstractos, como los físicos teóricos, necesitan crear visualizaciones (simulaciones por computadora) para poder entender y avanzar en sus trabajos: entendemos el mundo conforme lo vamos viendo. Entonces, es por ello que la idea del calentamiento global no es tan sencilla de aceptar, porque nunca hemos visto un fenómeno así. Sumado a eso, las acciones que se tienen que tomar para evitar esta catástrofe parecieran mucho esfuerzo para algo que no pareciera estar ahí. Pero si no se hace nada, como en la película, para cuando sintamos claramente los efectos del calentamiento global (y ya se están sintiendo), probablemente ya sea demasiado tarde.


Como científico y divulgador de la ciencia, "Don't Look Up" se me hace una excelente sátira y crítica a la actitud de los políticos y la sociedad ante amenazas globales predichas por científicos, pero también a los científicos, con sus problemas para comunicar la ciencia y la tentación de dejar a un lado la ética cuando se trata de tener fama y/o dinero. Como aficionado al cine, mi opinión respecto a la película probablemente esté sesgada porque de por si el trabajo de Adam McKay (The Other Guys, The Big Short, Vice) me gusta mucho y soy fan de su estilo. Aún así, la recomiendo mucho y si al verla te hace sentir incomodo, bueno, pues ese es el punto.

43 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo