Buscar
  • vidadiv

Día 7: Astérix y los impuestos

Como muchos de mi generación, una de las primeras cosas que hago al despertar es revistar Twitter. Ahí el flujo de información es tan rápido y dinámico que ya ni siquiera es necesario entrar a un portal de noticias para enterarse de las noticias del momento. Así es como me enteré esta mañana que había muerto Albert Uderzo, el creador, junto con René Goscinny, del cómic "Astérix". Uderzo era el encargado de dibujarlas. En el cómic, Astérix es miembro de la tribu de los galos, que existieron en lo que hoy es Francia. Astérix vive en el último pueblo en ser conquistado por los Romanos y junto con su compañero, Obelix, se dedican a defender a su gente y meterse en muchos problemas y aventuras. Fue el primer cómic que recuerdo haber leído. Recuerdo que como todo niño me sentía atraído por los dibujos y muchos de ellos por si solo ya me eran muy divertidos. Pero quería entender que es lo que estaba pasando. No recuerdo que edad tendría pero supongo apenas estaba empezando a leer, porque al pensar en esos cómics recuerdo que tenía que poner una esfuerzo extra para leerlos. Pero la satisfacción de finalmente entender que es lo que pasaba era enorme. Como cuando hoy en día ves una película en un idioma que no entiendes y cuando finalmente consigues los subtítulos, todo adquiere sentido. Con la pandemia del coronavirus era de sospechar que Uderzo hubiera sido una de sus víctimas, pero no, de acuerdo a las noticias, básicamente murió de viejito.

Los Romanos, al ir conquistando pueblos, además del orgullo militar que eso les daba, también obligaban a esos pueblos a pagar tributos, o dicho de otra manera, impuestos. Hoy en día, nazcas donde nazcas, de una manera u otra, estas obligado a pagar impuestos. Para mi ese fue el momento definitivo en el que sentí que entraba en la adultez: cuando me di de alta en el SAT, tomaron mis datos biométricos, empecé a hacer declaraciones mensuales y pagar impuestos. Este mes, entre que hice mudanza, la presión por terminar unos artículos y el estrés causado por el coronavirus, se me pasó tenía que hacer tanto mi declaración mensual como la anual. Hoy me dispuse a hacer la mensual. Hice mis cuentas, capturé mis datos, y por supuesto, el sitio web del SAT no funciona. Varias veces intenté enviar mi declaración y varias veces marcó. Revisé en Twitter y por supuesto no era el único con esos problemas. La interfase me recuerda mucho a la de Conacyt, que funciona igual de mal. Y no es que me quiera sumar a esa falacia de que estábamos mejor en los sexenios anteriores (la gente olvida muy rápido que las atrocidades que hicieron PRI y PAN nos llevaron a votar, casi sin dudarlo, por el que ahora es presidente) pero la verdad es que el portal del SAT funcionaba mejor al final del sexenio pasado. Si quieren aumentar la recaudación fiscal, deberían empezar por hacerlo más práctico para los contribuyentes.

El resto del día fue trabajar en los artículos que tenemos que terminar este mes, acomodar unas gráficas, arreglar unos diagramas y tener mi llamada de trabajo con Estela, Eric y Daniel. Dato curioso, de los 4, 3 fuimos a la Universidad Veracruzana. De los 4, 3 son zurdos.

Hoy se me acabaron las espinacas y mañana con el desayuno se me acabará la fruta. Tendré que salir a buscar comida.

Hoy no se me ocurrió a que tomarle foto.

16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Descuido

Diálogos con el vacuonavegante II

- ¿Y entonces cómo nos encontraste? ¿Te topaste con alguna de las Voyager? - ¿Qué son las Voyager? - Unas sondas espaciales que se lanzaron en los 70s para visitar los planetas exteriores. Me acuerdo

Diálogos con el vacuonavegante I

- Este es tu planeta. - Lo sé. De hecho de vez en cuando me gusta ver imágenes de satélites de la Tierra. - Ahora lo estas viendo en tiempo real. - Primera vez que lo veo en un sueño. De hecho ¡tenía