Buscar
  • vidadiv

Día 4

Una vez que estas desligado de lo que es un día laboral, el fin de semana empieza a perder el sentido. Es un fenómeno bastante conocido durante las vacaciones, en el que uno pierde la noción del tiempo y un lunes puede parecer un sábado y viceversa. Me desperté, hice ejercicio, desayuné, pero en el espíritu de fin de semana, me puse a limpiar mi departamento. Empecé por la cocina, luego el baño, mi habitación (no recuerdo en que momento adquirí la costumbre de si colgar mi ropa y no amontonarla en una silla, lo cual ahorra mucho trabajo) para concluir con la sala.

Cerca del medio día, Lucina, amiga y periodista, me habló para que le aclarara unas dudas que tenía sobre el comportamiento exponencial de la pandemia. Eso es algo que hemos estado escuchando de forma frecuente desde que surgió el brote en China, que el número de contagiados crece de forma exponencial. En términos coloquiales, un crecimiento exponencial se podría decir que es apropiadamente descrito como algo que crece "en chinga". De acuerdo a la información que ha estado proporcionando la Secretaría de Salud, el número de contagios en México se duplica aproximadamente cada dos días y medio. Esto quiere decir, que si hoy hay 200 contagiados, en 5 días, es decir, el jueves 26 de marzo, habrá 800. Para el 31 de marzo, serían 1600. Por supuesto, hay fuertes razones para sospechar que el número real debe ser mucho mayor a este, ya que el número de pruebas que se están haciendo es bastante limitado. Lucina recién había vuelto a México después de haber estado unos meses en Nueva York. Esta semana esperábamos poder vernos para ponernos al día. De nuevo, eso no sé cuándo sucederá.

Después de comer, me senté un rato a ver la tele. Justo cuando me empezaba a ganar el sueño, mi jefe, Eric, mandó un mensaje al grupo de WhatsApp que tenemos entre él, Estela, Daniel y yo, avisándonos que ya estaba revisando el artículo que estábamos preparando. Una vez que mandara sus comentarios, nosotros tendríamos que hacer las correcciones para mandarlo hoy mismo a otros de los coautores. Entonces, de nuevo, hice llamada de trabajo con Daniel y Estela. Como dije, pareciera que el concepto de "fin de semana" se vuelve borroso cuando uno está encerrado en casa. Para terminar el día, me puse a ver una película sobre el desastre del Deepwater Horizon, una plataforma de exploración petrolera que por un mal manejo explotó y causo el peor derrame de petróleo en el Golfo de México, hasta ahora. Si nuestro planeta tuviera una manera de reaccionar contra nosotros por todo lo que le hemos hecho, el coronavirus más que un castigo, sería apenas una advertencia. Hoy en Instagram vi una frase que me gustó que decía "es como si el planeta nos hubiera mandado a todos a nuestras habitaciones a pensar sobre lo que hemos hecho".


24 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Descuido

Diálogos con el vacuonavegante II

- ¿Y entonces cómo nos encontraste? ¿Te topaste con alguna de las Voyager? - ¿Qué son las Voyager? - Unas sondas espaciales que se lanzaron en los 70s para visitar los planetas exteriores. Me acuerdo

Diálogos con el vacuonavegante I

- Este es tu planeta. - Lo sé. De hecho de vez en cuando me gusta ver imágenes de satélites de la Tierra. - Ahora lo estas viendo en tiempo real. - Primera vez que lo veo en un sueño. De hecho ¡tenía