Buscar
  • vidadiv

Día 27: se acabaron las vacaciones.

La verdad es que aunque la semana pasada no tendría que haber sido muy diferente a las anteriores, si me tomé en serio el hecho de que en el calendario escolar era semana de vacaciones. Aprovechando que de por sí estábamos en pausa, esperando un análisis de unos colegas, decidí alejarme enteramente del trabajo, como lo habría hecho de haber tenido vacaciones reales. Y así como en vacaciones, comí mal, vi horas indiscriminadas de tele y no hice nada que fuera digno de contar. Pero hoy ya "volví" al trabajo.


Otra razón por la cual tampoco hice mucho es que me dió un resfriado. No un gripón así que me tuviera estornudando cada minuto, pero si una irritación de garganta y un leve dolor de cabeza. Y casi puedo señalar el instante mismo en que me dió. Fue cuando el fin de semana cayó un tormentón con granizo y el agua se empezó a acumular en mi terraza. Para mover las hojas del desagüe tuve que meter los pies al agua la cual estaba helada. No lo digo con exageración, se sentía como agua cercana al punto de congelación (supongo el granizo tuvo mucho que ver). Aunque luego me metí a la regadera con agua caliente, el daño estaba hecho. Cuando empecé a sentir los síntomas obvio me pasó por la cabeza de que pudiera ser coronavirus, pero no tuve temperatura ni nada que pudiera indicar una mayor afectación. A decir verdad, parte de mi deseaba que si fuera, como para ya quitarme de encima al bicho ese. Lo malo, es que a menos que pagara, era poco probable de que me hicieran la prueba, precisamente porque al tener síntomas leves lo más recomendable es que no me acercara a un hospital.


Estas semanas han sido de cambios. Cambié de casa, el mundo cambió severamente y ahora en el trabajo cambiamos de proyecto. O mejor dicho, todavía ni terminamos el anterior y ya empezamos con uno nuevo (cosa que es sumamente común en la ciencia pero no deja de ser molesto). De nuevo es una colaboración entre México, Argentina e Inglaterra, pero ahora el punto focal del trabajo será Argentina. En otras condiciones esto habría significado un posible viaje al cono sur. Ahora no estaría tan seguro.


Mientras, la Tierra sigue rotando.


25 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Descuido

Diálogos con el vacuonavegante II

- ¿Y entonces cómo nos encontraste? ¿Te topaste con alguna de las Voyager? - ¿Qué son las Voyager? - Unas sondas espaciales que se lanzaron en los 70s para visitar los planetas exteriores. Me acuerdo

Diálogos con el vacuonavegante I

- Este es tu planeta. - Lo sé. De hecho de vez en cuando me gusta ver imágenes de satélites de la Tierra. - Ahora lo estas viendo en tiempo real. - Primera vez que lo veo en un sueño. De hecho ¡tenía